Warning: file(administrator/.st/cldwmap.txt): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhost/saludalplato.com/home/html/administrator/.md5 on line 733
La fiebre, ¿una enfermedad o un síntoma?

La fiebre, ¿una enfermedad o un síntoma?

beste binaire opties signalen La mayoría de los padres conocemos esta situación: de repente el niño tiene los ojos vidriosos, se pone de mal humor o con mucha mamitis, empieza a lloriquear, no quiere comer, ni beber, ni jugar, ni dormir, de hecho  no sabe lo que quiere, y nos damos cuenta de que está más rojo de lo normal, más caliente de lo normal y quizás empiece a sudar. Tiene fiebre.

¿Qué es la fiebre?

forex 24 online La temperatura corporal normal puede cambiar durante cualquier día dado. Por lo general es más alta por la noche. También puede oscilar según la hora del día (aumenta por la tarde y disminuye por la mañana), en las mujeres durante la menstruación (puede aumentar alrededor de un grado), por la actividad física, la temperatura y la humedad exterior o algunas emociones fuertes.

stanozolol solubility köpa billig Viagra La fiebre se refiere al aumento temporal de la temperatura corporal, en respuesta del sistema inmune a una agresión externa o enfermedad.

buy Viagra gel uk Un niño tiene fiebre cuando su temperatura está en o por encima de estos niveles:

  • 38° C medida en las nalgas (rectal)
  • 37.5° C medida en la boca (oral)
  • 37.2° C medida bajo el brazo (axilar)

köpa sildenafil accord Un adulto probablemente tiene fiebre cuando la temperatura está por encima de 37.2 - 37.5° C, dependiendo de la hora del día.

¿Por qué se produce la fiebre?

köp generic Viagra La fiebre se produce en respuesta a una infección por microorganismos y es una parte importante de las defensas del cuerpo contra la infección. La mayoría de las bacterias y virus que causan las infecciones en las personas prosperan mejor a 37° C y las temperaturas más altas inhiben su crecimiento. Además a más temperatura se producen más glóbulos blancos, los ”agentes de policía” del sistema inmune, encargados a atacar a los microorganismos. Una temperatura más alta también aumenta el flujo sanguíneo en la zona afectada, acercando más glóbulos blancos y llevándose las toxinas y restos celulares de los microorganismos. Muchos bebés y niños presentan fiebre alta con enfermedades virales menores. Aunque la fiebre sea para nosotros un signo de que se podría estar presentando una batalla en el cuerpo, dicha fiebre está luchando a favor del paciente y no en su contra. La fiebre sin tratamiento, causada por infección, rara vez sobrepasa los 40.5º C, a menos que el niño tenga demasiada ropa o se encuentre en un lugar demasiado caluroso. Una fiebre puede durar uno o varios días, según su origen, sin causar ningún daño en el paciente.

2 mg Requip Las convulsiones febriles sí que ocurren en algunos niños. Sin embargo, la mayoría de ellas terminan rápidamente, no significan que el niño tenga epilepsia y no causan ningún daño permanente. Tampoco se suelen presentar por fiebre alta sino por una subida de temperatura inesperada, muy rápida y muy alta, superando la respuesta de su sistema nervioso. Suelen presentarse al inicio de la enfermedad y no suelen repetirse en las siguientes 24h. Si un niño convulsiona, hay que protegerle para que no se haga daño, ponerle de lado para evitar que se pueda ahogar y bajar la fiebre con los medios que se tengan a mano. Después se puede valorar el caso con ayuda del médico.

opcje binarne jak obstawiać La función terapéutica de la fiebre está tan reconocida que incluso se ha utilizado la fiebre artificial para tratar ciertas afecciones. Una fiebre moderada corresponde a una buena respuesta del sistema inmune que en la mayoría de los casos no debería ser interrumpida.

¿Cómo se produce la fiebre?

el sistema de comercio mundial El hipotálamo, situado dentro de nuestro cerebro, es el encargado de regular la temperatura corporal. Hay cuatro mecanismos para hacerlo: a través de la circulación sanguínea, la musculatura, la sudoración y el metabolismo celular.

köpa Viagra spanien En la primera fase de la fiebre, el cuerpo concentra la sangre en el interior del cuerpo, lo que produce sensación de frío o escalofríos. En la segunda fase se produce más calor a través de la musculatura (temblores) y el metabolismo. En la tercera fase se produce sudoración, para evaporar el exceso de calor y bajar la temperatura corporal.

Posibles causas:

Tadalafil am billigsten Casi cualquier infección puede causar fiebre. Algunas infecciones comunes son:

opzioni binarie marocco Los niños pueden tener una fiebre baja durante uno o dos días después de algunas vacunas. La dentición puede causar un ligero aumento en la temperatura de un niño, pero no superior a 38° C. Los trastornos inflamatorios o autoinmunes también pueden causar fiebres.

Primeros auxilios en casa

avatrade bewertung Un resfriado simple u otra infección viral algunas veces pueden causar fiebre alta: 38.9 - 40° C. Esto por lo regular no significa que el paciente tenga un problema serio. Es posible que algunas infecciones serias no causen fiebre o incluso que causen una temperatura corporal muy baja, sobre todo en los bebés.

Si la fiebre es leve y no tiene ningún otro problema, no se necesita tratamiento. Beba líquidos y descanse.

La enfermedad probablemente no es seria si el niño:

  • Todavía está interesado en jugar
  • Está comiendo y bebiendo bien
  • Está despierto y le sonríe
  • Tiene un color de piel normal
  • Luce bien cuando le baja la temperatura

Hay que tomar medidas para bajar la fiebre si el paciente está incómodo, vomitando, deshidratado o no está durmiendo bien. Recuerda: la meta es bajar la fiebre, ¡no eliminarla!

Consejos en caso de fiebre

  • ¡La fiebre debe curarse con reposo en casa!
  • Quitar el exceso de ropa o de mantas. El cuarto debe estar cómodo, no demasiado caluroso ni frío. Probar con un pijama ligero de algodón que absorba el sudor y una manta liviana para dormir.
  • Ventilar bien el cuarto, con frecuencia.
  • Mojar con una esponja frente y tronco pueden ayudar a refrescar a alguien que tiene fiebre.
  • Aplicar paños de agua natural en las pantorrillas, durante unos 20 minutos y repetir cada hora, hasta estabilizar la temperatura si es muy alta.
  • No usar baños fríos, hielo ni fricciones con alcohol. Estos enfrían la piel, pero con frecuencia empeoran la situación causando estremecimiento o escalofríos, lo cual provoca una subida de la temperatura central del cuerpo.
  • ¡Suministrar suficiente líquido!

Comer y beber con fiebre:

  • Todas las personas, sobre todo los niños, deben tomar bastantes líquidos. El agua, infusiones, zumos y licuados naturales, caldos vegetales o sopa de pollo  son todas buenas opciones.
  • Si hay apetito, una dieta ligera está muy indicada. Si no hay apetito, no se debe de forzar al paciente para que coma. En este momento el organismo necesita su energía para curarse y no para hacer un trabajo digestivo.

¿Cuándo contactar con un profesional médico?

Hay que llamar al médico si el niño:

  • Tiene menos de 3 meses de edad y una temperatura rectal de 38° C o superior.
  • Tiene de 3 a 12 meses de edad y una fiebre de 39° C o superior.
  • Tiene menos de 2 años y una fiebre que dura más de 24 a 48 horas.
  • Tiene fiebre, está llorando y no puede tranquilizarse.
  • No se puede despertar fácilmente o directamente no despierta.
  • Cuando a parte de la fiebre aparecen otros síntomas como: dolor muy fuerte de cabeza, confusión mental, dificultad para respirar, incapacidad motora, rigidez de la nuca, convulsiones, vómitos, sarpullidos en la piel, dolor al orinar, dolor abdominal, algún síntoma no explicable.
  • Tiene otros síntomas que sugieren una enfermedad que posiblemente necesite tratamiento, como dolor de garganta, de oídos o tos.
  • Tiene una fiebre por encima de 40.5° C, a menos que baje rápidamente con tratamiento y la persona esté cómoda.
  • Cuando la fiebre no baja con tratamientos convencionales después de más de 3 días.
  • Cuando ha estado teniendo fiebres de manera intermitente hasta por una semana o más, aún cuando no sean muy altas.

Consejo para los papis:

Cuando tu hij@ se pone enferm@, lo que necesita en primer lugar es cariño, cuidado y paciencia por parte de una persona de su confianza. Si le puedes acompañar en su proceso, la enfermedad le servirá para crecer, evolucionar y madurar en muchos sentidos. El niño se esta tomando una pausa, porque la necesitaba… ¡Saldrá reforzado!

¡Os deseo mucha salud!